Antes y después: Una antigua cómoda

Como pudisteis ver hace unas semanas este era el aspecto original de esta, ya de por si, preciosa cómoda. Después de mucho trabajo he terminado de arreglarla y el resultado es espectacular. En mi opinión ha sido el trabajo que más me ha gustado de todos los que llevo hasta la fecha. No es por echarme flores pero el cambio ha sido radical. Tanto que ha cambiado incluso de función.
Para arreglar esta cómoda he seguido los cuatro pasos mágicos: Lijar, imprimar, pintar y barnizar.La cómoda se hallaba en relativo buen estado. Tenia la carcoma típica de estos muebles antiguos y por fuera guardaba bien la estética. Pero el problema estaba dentro. De mucho usarlos, los dos cajones grandes estaban prácticamente destrozados y no había forma (que no costara demasiado dinero) de arreglarlos. Así que opte por una solución drástica, cambiar el uso de esta cómoda. Y se me ocurrió convertirla en un mueble para la televisión.
Como ya he dicho antes seguí los cuatro pasos mágicos (lijar, imprimar, pintar y barnizar) pero al cambiar la función del mueble tenia que hacer otras cositas. Una de las primeras cosas que hice fue revestir el interior del mueble con pequeños listones de madera para que la apariencia fuera mejor. Normalmente los muebles no suelen cuidar la estética en su interior pero esta vez, al quedar a la vista había que mejorarlo.  Esto lo podéis ver perfectamente en las fotos 1 y 4 del proceso. En los lados podéis ver que había unos huecos y fueron recubiertos con los listones. Pero esto no fue todo porque con otros listones que tenía que pertenecían a un palet hice las baldas que sustituían a los cajones. La dificultad estuvo en que, si os fijáis, el mueble esta curvado en su parte frontal con lo que al cortar las maderas había que ir dándole la curvatura adecuada. Como podéis ver tuve bastante trabajo.

Foto 1

Foto 2

Foto 3

Foto 4

Elegí este color, el verde mint, porque esta de muy de moda y porque sirve perfectamente tanto para decoraciones masculinas como femeninas, además de servir en muchos estilos de decoración. Por dentro está pintado en blanco hueso para dar luminosidad al interior. Opte por dejar las baldas en su tono original porque le dan un aspecto calido al mueble y porque sirven de contrapunto a unas líneas mas clásicas. Como podéis ver más abajo el resultado en precioso. Esta antigua cómoda os podrá servir a partir de ahora como mueble para la televisión o como mueble auxiliar en el salón o realmente cualquier función que se os ocurra. 
Como siempre me lo he pasado genial haciendo este mueble y tenia unas ganas tremendas de enseñaros el resultado. Ya por ultimo deciros que este precioso mueble está a la venta por solo ¡¡ 100 euros !! (VENDIDO). Sin duda una oportunidad única de tener un mueble original, único y actual en vuestra casa.

Este post participa en la fiesta de enlaces #diariodeco12 

Join the discussion No Comments

A %d blogueros les gusta esto: